jueves, 24 de enero de 2008

Wolfmother (Wolfmother) 2005

La reseña de este disco podría sintetizarse en una frase de únicamente diez palabras: “Wolfmother son tres autralianos que suenan igual que Led Zeppelin”. Y es que no se pueden definir de otra manera más objetiva. Podría darle vueltas a los tonos de la voz de su cantante, a la técnica en la guitarra de su guitarrista (que es el mismo que el cantante, por cierto) y al estilo, melodía y lírica de sus canciones, pero diciendo que suenan igual que Led Zeppelin cualquiera podrá imaginarse qué es lo que se va a encontrar cuando escuche este disco. Aún así, como para eso tengo un blog y una libreta, voy a escribir un poquito sobre ellos.

Si no fuera porque guitarrista y vocalista son la misma persona y porque los temas que interpretan son de composición propia, Wolfmother perfectamente podrían ser el mejor grupo clon de Led Zeppelin del planeta. Absolutamente todo recuerda a la banda británica: hard-rock clásico de los 60’s y 70’s como estilo musical principal, sonido de guitarra eléctrica sucio y tosco pero con talento en la ejecución, voz aguda y estridente, estética setetentera e inclusión de guitarra acústica y órgano en algunos de sus temas (órgano también tocado por el bajista para más similitudes). No cabe duda de que versionando a Led Zeppelin, Wolfmother se ganarían perfectamente la vida de la misma forma que se la ganan gente como los Australian Pink Floyd Show versionando a Pink Floyd, los Rocket Queen versionando a Guns N’ Roses o los Bon Scott Band versionando a AC/DC. Pero no, Wolfmother tienen el mérito de, sin renunciar a sus influencias en absoluto, crear grandísimos temas propios llenos de fuerza y cargados de personalidad.

A pesar de que “Wolfmother”, el primer trabajo discográfico de la banda, fue publicado en Australia a finales del 2005, el éxito internacional no les llegó hasta bien avanzado el 2006. En poco tiempo han sido teloneros de bandas de la talla de Pearl Jam, Iggy Pop y Buckcherry, y temas como “Woman”, “Dimension”, “Pleased to meet you” y “Joker and the thief” ya han formado parte de bandas sonoras de videojuegos, series de televisión y películas.

Resumiendo, podríamos decir que “Wolfmother” es uno de esos pocos discos de debut que de vez en cuando salen al mercado, que están plagados de singles y que ponen el listón tan alto a sus autores de cara a su segundo trabajo. Esperemos que Andrew Stockdale, Chriss Ross y Myles Heskett no se relajen y que tengamos el honor de haber sido testigos del nacimiento de una de las bandas de rock más grandes del futuro.

2 comentarios:

Sr. Yazdjian dijo...

Buen disco, y para gran parecido con Led Zeppelin me estoy acordando de los Kingdom Come que por lo que veo aún siguen en activo.

Anónimo dijo...

cojonudos los vi con pearl jam en badalona. agur