martes, 11 de septiembre de 2012

Take-Ya

En los últimos años se han puesto muy de moda en Barcelona los restaurantes japoneses. Vayas por el barrio que vayas siempre acabas encontrando uno de ellos con mucha más facilidad que un restaurante de comida tradicional catalana, un asador castellano o una pulpería gallega por decir algo. Pero claro, como ocurre con cualquier tipo de local, no todos los restaurantes japoneses son iguales ni muchísimo menos. A continuación voy a reseñar uno de los restaurantes japoneses que más veces he visitado en los últimos años aunque no por ello uno de los mejores. Más bien todo lo contrario. Me refiero al restaurante Take-Ya.

El restaurante japonés Take-Ya se encuentra en la parte más alta de la calle Gran de Gràcia, justo al lado de la Plaça Lesseps. Lo primero que llama la atención de él al pasar por la puerta o adentrarte en su interior es su cuidada decoración. Cañas de bambú, fuentes emanando agua y biombos de mimbre, todo de aspecto muy confortable y muy japonés, adornan su vestíbulo y su comedor. Hasta aquí todo normal. Cuando uno muestra interés por sus menús y por su carta, lo segundo que llama la atención es su precio. Menos de 15 Euros por un menú de noche, incluidos fines de semana y festivos, están realmente bien para los tiempos que corren y para tratarse de un restaurante japonés. Y van dos puntos positivos. Pero lo tercero que llama la atención cuando finalmente uno decide quedarse a cenar es que los camareros, cocineros y todo el personal que trabaja en el restaurante, no son japoneses sino chinos. Sí, sí, los chinos también han entrado en el negocio de los restaurantes japoneses. Mucha gente pensará que los chinos son más o menos iguales que los japoneses y que la única diferencia que existe entre ellos es que los japoneses van por la calle con una cámara de fotos y los chinos no, pero en lo referente a la cocina y a la gastronomía en general, los chinos y los japoneses no tienen absolutamente nada que ver. Así pues, lo primero que se ha de tener en cuenta antes de ir a Take-Ya es que no es un restaurante japonés como su cartel indica sino un restaurante chino de comida japonesa.

Dejando de lado la carta (que honestamente nunca he tenido el gusto de probar y por lo tanto no puedo decir nada sobre ella), lo más atractivo de Take-Ya es su menú de noche. Se trata de un menú de cuatro platos, muy económico, donde el comensal puede elegir entre una amplia variedad de platos. Los platos van desde los clásicos fideos y arroces japoneses, hasta las sopas de “miso”, los “makis” y “sushis” variados, pasando por los rollos de verdura o carne, las tempuras, los pinchos de carne o pescado y los platos de carne y pescado preparados de todas las formas japonesiles posibles. Teniendo en cuenta que son cuatro platos por persona, hay que decir que las raciones de cada uno de ellos son bastante generosas, pero lamentablemente su calidad deja bastante que desear. Te lo vendan como te lo vendan, lo llamen como lo llamen y en el idioma que lo llamen, aproximadamente el 85% de los platos son simple y llanamente fritanga de lo más vulgar. Tanto es así que uno puede pedir unos langostinos rebozados y al probarlos tener la sensación de estar comiendo un pollo a la milanesa. Y es que dudo mucho que los cocineros de Take-Ya utilicen diferente aceite para freír la carne que para freír el pescado o para freír las tempuras. Todo sabe a lo mismo, y lo que es peor, todo deja un regustillo extraño a rebozado rancio en el paladar y una sensación de pesadez en el estómago que no es para nada agradable, la verdad.

Y alguien me dirá… “Y si te parece tan lamentable... ¿Cómo es que es uno de los restaurantes japoneses a los que más veces has ido en los últimos años?” Pues muy fácil, porque no siempre ha sido así. Hace algunos meses Take-Ya era el lugar ideal para cenar bien, barato y rápido (porque el servicio era verdaderamente rápido), tomándote unas cervezas Saporo tranquila y cómodamente cerca de uno de los centros neurálgicos de Barcelona como es el barrio de Gràcia. Pues no sé si es que han cambiado los propietarios, o han cambiado a los cocineros o qué cojones ha pasado, pero la cuestión es que últimamente el restaurante ha perdido bastante con respecto a años atrás. Así que lo que es a mí, ya me han visto bastante.

Take-Ya
http://www.aiyatakeya.com
C/ Gran de Gràcia Nº256
Metro: Lesseps

2 comentarios:

@pokergarcia dijo...

ya te diré un restaurante japonés, a ver cuando veo a mi amigo Yoshimasa que tengo pendiente ir con el al que dice es uno de los sitios de comida japonesa donde es algo mas estilo japonés, y por lo tanto dice que "merece la pena".

Mario dijo...

Tambien en la Argentina hay cada vez mas restaurante japones y cada vez se pone mas de moda el sushi. En el ultimo tiempo he comenzado a disfrutar mas de la comida Oriental